lunes, 29 de diciembre de 2008

CARTA A LOS REYES MAGOS








Queridos reyes magos (me dirijo a los tres para hacer más fuerza en mis peticiones pero los cuatro sabemos que mi favorito siempre ha sido Baltasar),


hace muchos años que no os escribo una carta,no recuerdo porque dejé de hacerlo aunque estoy segura de que sucedió cuando descubrí que solo existiais en mis sueños...cuando me dí cuenta de que los ruidos que se oían cada cinco de enero por la noche en la habitación de la abuela mientras cenábamos en el comedor,era la misma abuela quien los hacía abriendo y cerrando la ventana bruscamente para que el chirrido de la madera vieja se oyera desde el otro lado de la casa.


Todos los pequeños de la família,mi hermana Cristina,mi primo Dani y yo,corríamos hacía allá para encontrar una cama llena a rebosar de paquetes de todos colores y tamaños,que abríamos entusiasmados viendo como nuestros sueños se hacían realidad ante nuestros ojos:La bici que tanto deseaba,la muñeca que se hacía pipí que había pedido con tanto empeño...mis anhelos más profundos se materializaban.No deseaba más porque aquello era todo lo que tenía capacidad de desear.


También creo que dejé de escribiros cartas cuando llegó un año en que ví que hay cosas que no podíais traerme,porque no se podían comprar con dinero...tan grande fué mi decepción que dejé de creer en vosotros y en la mágia,para dar paso a la realidad que no es tan mágica...


Pero hoy quiero volver a mi infancia y escribiros una carta como las de entonces,en ella no os pediré muñecas,ni bicis ,ni videoconsolas...en el fondo es una carta a mi misma,porque yo soy mi propio Baltasar,porque llegó un día en el que descubrí que casi todo lo que deseo depende de mí misma,aunque a veces me falten las ganas o la energía para alcanzar mis anhelos...


Por tanto,como empecé diciendo,




Queridos reyes magos:


Para el año 2009 os pido mucha constancia, paciencia y "filosofía" para afrontar las oposiciones,en definitiva "Más Platón y menos prozac",como decía aquel...os pido energía para no tirar la toalla y no perder de vista mi objetivo.


Os pido menos impulsividad y más reflexión en mis actos y pensamientos,os pido contar hasta diez antes de hablar.


Más tranquilidad y menos impaciencia ante cualquier circumstancia...sé que me altero con facilidad y por ello pido que me traigáis una buena dosis de serenidad ante cualquier situación que me pueda inquietar.


Os pido saber sacar el tiempo y la dedicación para los que más quiero,que sé que a veces los descuido por las prisas del día a día...tiempo para mi familia,para mis amigos,tiempo para perder el tiempo...


Os pido salud,que en parte también depende de mi...ganas de cuidar mis dietas,ganas de hacer deporte,ganas de invertir una tarde para ir al médico de vez en cuando...También os la pido para "mi gente"...para mis abuelitas,para mis padres,para mi hermana,para mi marido,para mis amigos...para ese bebé que nacerá en junio y del que voy a ejercer de tieta si me dejan...SALUD física y salud mental.Para todos.

Después de la salud,vendría el dinero,que no da la felicidad...pero admitamos que ayuda...os pido que baje el euribor...y eso si que no depende de mi,eh!!

Mucho amor en todas sus facetas porque al fín y al cabo es el motor de la vida,de la mía por lo menos...
Sé que no es poco todo lo que pido,pero yo sé que vosotros sois mágicos y que podéis con todo esto y con mucho más...


miércoles, 24 de diciembre de 2008

LA NECESIDAD DE PERDONAR

Siempre he dicho que hay veces en las que de una conversación de "barra de bar" se llega a reflexiones interesantes y a cerca de las cuales merece la pena profundizar.

Ayer quedé con dos buenas amigas que por circumstancias veo menos de lo que me gustaría.Creo que estas fechas potencian emociones,para bien y para mal...cuando una está contenta y feliz parece que en navidad es como mucho más feliz.Pero cuando uno está jodido...ay,amigo mio...cuando uno está jodido las navidades són un factor decisivo para la tristeza absoluta.

Nos reunimos y empezamos a hablar.De todo...un poco hicimos un balance de este año,de nuestros planteamientos para el 2009 a nivel personal,profesional...lo que empezó siendo una conversación sin ninguna importancia más allà de intercambio de propósitos individuales,terminó siendo un auténtica sesión de psicología y terapia de grupo.

El tema central de la conversación entre cafés y tabaco era la necesidad de perdonar para poder avanzar en tu vida.Para poder cerrar ciclos,para poder pasar páginas de nuestra historia.No un perdón de:

-vale,te perdono...

no un perdón de boquilla,no un perdón desde lo "politicamente correcto".No...se trata de un perdón desde la comprensión,un perdón con los cinco sentidos.Y por supuesto,no por hacer sentir bien al o la perdonado/a.Se trata de uno mismo,se trata de no dejar que la mochila se vaya llenando de rencores que no aportan absolutamente nada positivo más allà de hacer nuestro carácter más agrio.



Allí salió de todo...incluso alguna lagrimilla.Una de mis amigas,a la que voy a llamar Sofía,nos contaba el rencor que sentía hacia sus padres por haberla llenado de inseguridades,de miedos.Ella es hija unica y sus padres són extremadamente protectores.Tiene treinta años y sigue dependiendo emocionalmente y de la aprobación para todo de ellos.Sofía nos contaba que culpaba a sus progenitores de muchos de sus fracasos pués cree que no la han dejado avanzar emocionalmente.



Creo,le dije,que es dificil responsabilizarse de uno mismo.Yo misma he juzgado actuaciones de los míos y he sentenciado:"Cuando yo tenga un hijo,esto no lo haré nunca...".Que fácil,Sandra.

Hoy y después de muchas etapas puedo decir con total firmeza:



MIS PADRES LO HAN HECHO LO MEJOR QUE HAN SABIDO.NO TENGO DUDA.Y PASO PÁGINA.



Creo que la mayoría lo hacen lo mejor que saben.Se dice de los hijos que venimos con un pan bajo el brazo,pero jamás se dijo con un manual de intrucciones.La tarea de perdonar empieza por ahí,por perdonar los errores de los que te dieron la vida.Entender.Comprender cada circumstancia.Y sobretodo,RESPONSABILIZARSE DE UNO MISMO.Nadie tiene la culpa de nuestras frustraciones.Ni el novio que te plantó,ni el profesor que en tercero de EGB te dejó sin recreo,ni los padres por cometer errores...NADIE MÁS QUE UNO MISMO.

El vaciar la mochila que absolutamente todos cargamos es un trabajo personal muy grande pero necesario para uno mismo.Es cierto aquello de que hasta que uno no está bien consigo no puede estar bien con nadie.



Uno de mis propósitos para el 2009 va a ser ese.Perdonar y dejar pasar de largo.No para retomar amistades que en su dia me decepcionaron,ellos ni siquiera sabrán que mi yo más profundo les ha perdonado.Simplemente será un "fer net",será una renovación más allá de las palabras,más allá de los hechos,más allá de todo aquello que se vé.No arrancaré ni una página de mi historia porque también cada decepción me hizo crecer,pero si haré un borrón y cuenta nueva para avanzar personalmente sin que nada me impida ser feliz emocionalmente.



Ya lo decía una canción "We are the generation of love...".Y el amor empieza por uno mismo,por no querer hacerse daño ni aoutodestruirse,y la autocompasión y el hacer culpable a los demás de tus problemas,es una forma de autodestrucción puesto que impide que te desarrolles plenamente.



Os deseo a todos unas felices fiestas.Os deseo un buen 2009 que ya sabemos de antemano que para muchos va a ser complicado(me incluyo),os deseo paciencia,me gustaria transmitiros toda la tranquilidad del mundo y confianza en un futuro próximo.


Sandra.