jueves, 16 de abril de 2009

Amsterdam y alrededores...

Esta semana santa hemos escapado de la realidad con destino a Amsterdam.
Hacía mucho tiempo que nos apetecía visitar esta ciudad europea y este año decidimos hacerlo aprovechando también para ver algunos pueblecitos cercanos que guardan aún la esencia de la Holanda tradicional de los zuecos de madera.

Este post va a ser más visual que literario pues creo firmemente que una imagen vale más que mil palabras.Si os quiero decir que aunque creo que Amsterdam es una ciudad que merece la pena visitar por muchos aspectos culturales e históricos,en cuanto al tema social mi decepción ha sido considerable.Supongo que nos venden Amsterdam como la ciudad del "todo vale" y allí te das cuenta que este aspecto se magnifica desde las agencias de viajes,para provocar la curiosidad del turista que se acerca a Amsterdam ávido de transgresión.
Pasear por el Barrio Rojo es cuanto menos curioso por el hecho de ver a señoritas increiblemente atractivas,(ni una fea,ni una gordita...) mostrar su producto libremente,como el que tiene una tienda de zapatos y los muestra en su escaparate.Pero yo recuerdo de pequeña ir por las curvas de la carretera de Martorell,cuarenta grados a la sombra en el Ronda Crono de mi padre sin aire acondicionado,a pasar el día a Sitges,y las cunetas estaban llenas de señoras,señoritas y señoronas mostrando "sus encantos" a padres de família,camioneros en ruta y adolescentes vírgenes...¿no era eso un Barrio Rojo al aire libre?
Una vez allí,caminando por aquellas calles de RED LIGHT DISTRICT,plagadas de hombres negociando precio,chulos en las equinas controlando el percal y mujeres turistas bien agarradas del brazo de sus maridos y mirándolos de reojo,te das cuenta que no hay ninguna diferencia entre ese Amsterdam del libertinaje que nos venden,y lo que pasa en los polígonos de nuestras ciudades.
Os dejo unas fotos de mi viaje...

CANAL DE PRINSENGRACHT



PATIO INTERIOR DEL CONVENTO DE BEGIJNHOF:Este convento tiene una particularidad y es que no viven monjas en él sinó mujeres solteras que a cambio de unas modestas viviendas compartidas,dedican su vida a cuidar de ancianos y enfermos.Este espacio supone un paréntesis de tranquilidad en el corazón del frenético Amsterdam.
ESCULTURA DE UNA PROSTITUTA EN EL BARRIO ROJO

 
VISITA AL PUEBLO PESCADOR VOLENDAM,pueblo en el que es muy típico el arenque crudo marinado y las anguilas ahumadas.Con mucho reparo probé el arenque y me gustó mucho.Es un pueblo encantador repleto de pintorescas tiendecitas de quesos,souvenirs...muy bonito.


ZAANSE SCHAANS,también conocido como el pueblo de los molinos.A sólo veinte minutos de Amsterdam,un museo al aire libre.Precioso y absolutamente recomendable.
Por cierto,especialmente destacable la buena educación y la predisposición por ayudar al turista de los holandeses.


1 comentario:

A Galopar dijo...

¡¡ con que a Amsterdam, eh !! ¿no tendrás tu alguna afición inconfesable muy directamente relacionada con esa ciudad?

saludos cordiales. Me alegro de ver que vuelves al ataque.