miércoles, 20 de mayo de 2009

MARIO BENEDETTI

Estos días hemos recibido la triste noticia de la muerte de uno de los más grandes poetas contemporáneos.Cuando desaparecen escritores o artistas que han dejado huella en estos tiempos que corren,me viene a la cabeza una pregunta...¿quien hablará de nosotros cuando hayamos muerto?

Nunca más se ha escrito como lo hizo Machado,jamás volverán sonetos como los de Garcilaso,no me imagino una escritura en estos tiempos tan espléndida como la de Cervantes...y los pocos que han sido capaces de trascender,van haciéndose mayores,van desapareciendo de este mundo mortal.
Cuando mis nietos estudien en la escuela literatura de la primera mitad del siglo XXI, ¿que biografias estudiarán?...¿que nombres y apellidos serán los que catalogarán a los años en los que yo formé parte de este mundo?¿Lucía Echevarría?¿Juan Manuel de Prada?¿¿¿Boris Izaguirre???... Siglo de Oro seguro que no será nuestra etiqueta.Eso seguro.

Os dejo una de mis favoritas de Benedetti en un intento de hacerle un homenaje desde este absurdo espacio.

PASATIEMPO

Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía.

Luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque un océano
la muerte solamente
una palabra.

Ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros.

Ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.




Esperame en el cielo,corazón...
Sandra.