martes, 5 de enero de 2010

MARTES,5 DE ENERO DEL 2010

Primera entrada del 2010.Demasiado tiempo sin escribir, por lo menos en esta ventana de cara al mundo.Sí en el resquicio de la puerta que da al salón comedor de mi intimidad.Sea como sea,hoy releo mi ultima entrada y casi no me reconozco en aquellas palabras,no siento que aquella que escribía hace siete meses sea la misma que hoy decide volver a tomar las riendas de este blog.
Creces en mi interior y eso lo cambia todo porque nunca nada volverá a ser como antes,tu haces que todo sea distinto y que pensar en el mañana no me de miedo,tu conviertes el mundo en un lugar en el que me apetece vivir.Vivir para darte todo de mí,vivir para educarte,para verte crecer,vivir para arroparte cuando vayas a dormir,para contarte un cuento a la luz de la lamparita de tu mesita de noche,para prepararte tu postre favorito,para montar los tres juntos el árbol de navidad,para esperarte en la puerta del colegio mientras te veo venir de lejos,para ayudarte a hacer los deberes,para jugar contigo...
Todo ha perdido la importancia que tenía antes,veo el mundo y lo dejo correr y me siento como la primera mujer en la historia de la humanidad que va a ser madre,como si nadie fuera a comprender cada cambio en mí,cada pensamiento,cada sensación...Y sé que no es así,sé que todo esto no es más que la llamada biolólgica,el despertar de ese instinto que ha permanecido absolutamente dormido en mi hasta hace muy poquito.

No te he visto todavía,no he podido tocarte ,ni besarte, ni abrazarte...pero hoy sé que ya no podría vivir sin tí...